Friedrich II von Preußen

La presente reseña se refiere a la historiografía de un país que ya no existen, la República Democrática Alemana. A pesar de los años que han pasado desde que viera la luz, esta reseña puede resultar interesante al lector hispanoparlante, puesto que la obra no ha sido traducida al castellano.

Es opinión comúnmente generalizada que las historiografías de los países del este durante la Guerra Fría estaban supeditadas a las directrices que emanaban de las Academias de Historia, directrices que no serían otras que reproducir de forma mecánica la rigidez del método del materialismo histórico más economicista. Este pensamiento no puede ser más erróneo, ya que muchas de ellas, y en concreto la de la RDA, gozaban de libertad de acción e incluso compartían métodos de trabajo y de investigación con escuelas de la Alemania Occidental, y más en concreto con la Nueva Historia Social. Muestra de ello es la presente obra reseñada, tanto en la elección del tema (una biografía de Federico el Grande) como por la forma de examinar su figura. Es importante señalar, además, que la presente biografía del rey prusiano está considerada la mejor realizada hasta la fecha.

El método utilizado por Ingrid Mittenzwei es situar la figura del Federico el Grande como elemento configurador no sólo de Prusia, sino del concepto de prusianismo utilizado por sus predecesores, en especial tras la unificación de Alemania en 1871. Siguiendo, como no puede ser de otra forma en una biografía, una cronología de periodos que no difieren de la escuela historicista alemana, analiza (y aquí si utilizando el método materialista) las relaciones económicas y sociales del momento, así como las reacciones a cambios de poder frente a las reformas que realizó en su reinado.

Federico el Grande como príncipe heredero, de Antoine Pesne (ca. 1739) [Fuente: Wikipedia]

La autora sitúa la infancia y juventud de Federico como punto clave para entender la personalidad del monarca: la mala relación con su padre Federico Guillermo I y su deseo de escapar de una corte que le asfixiaba física y espiritualmente hicieron que el joven príncipe abrazara las ideas filosóficas de la Ilustración que procedían de Francia y que intentara huir de Prusia. Frustrada la huida y aceptando su destino, su idea a partir de ese momento fue el engrandecimiento de Prusia.

Esta idea, que será su leitmotiv hasta su muerte, la pondrá en práctica al poco de empezar su reinado con el inicio de la Guerra de Sucesión Austriaca, a la muerte de Carlos VI. La clave es su invasión de Silesia, zona que considera de vital importancia para el crecimiento prusiano tanto militar como económicamente, creando el concepto de Präventivkrieg (guerra preventiva) que será idea clave del pensamiento militar alemán hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Para Federico, Prusia, situada en el centro de Europa, rodeada de potenciales enemigos y con limitados recursos naturales y económicos, debe atacar a sus enemigos antes que estos lo esperen o creen una coalición contra ella. Estas ideas serán claves para entender el pensamiento político y militar alemán a lo largo de su historia.

El final de la guerra, con la obtención de Silesia, permitió a Federico empezar a realizar sus reformas, pero éstas, lejos de estar motivadas por el deseo de mejorar la condición de vida de sus súbditos, estaban motivadas por la necesidad de disponer de un fuerte ejército, ya que se espera que Austria intente recuperar Silesia en cualquier momento. Es en este periodo, hasta el inicio de la Guerra de los Siete Años, cuando acometió la colonización interior con la llegada de colonos extranjeros a diferentes zonas de Prusia y de Silesia, el intento de reforma de la justicia y la semi liberalización de los campesinos. Estas últimas reformas, si bien parecen muy avanzadas, lo único que hicieron en realidad fue modernizar la economía y el sistema de reclutamiento del ejército, pero fortaleció el poder de la nobleza en muchos ámbitos.

El punto de inflexión del reinado es la Guerra de los Siete Años. Federico, que entra en ella con el objetivo de ampliar su reino, está a punto de perderlo todo. El inicio, con la ocupación de Sajonia, parecía acorde con sus planes, pero la presión conjunta de Austria, Francia y Rusia llevaron a Prusia al borde del colapso y sólo la muerte de la zarina Isabel (el milagro de la Casa de Brandemburgo) salva al país. La autora sitúa en la guerra el inicio del dualismo alemán, cuando Federico se presenta como el protector de los estados protestantes frente al dominio de la Austria católica, y en la paz de Hubertusburg entre Prusia y Austria la consolidación prusiana como poder hegemónico alemán y el punto de partida para la unificación alemana bajo liderazgo prusiano.

Federico el Grande antes de la batalla de Torgau, de Bernhard Rode (1791) [Fuente: Wikipedia]

El libro continúa con las reformas que intentó realizar Federico desde entonces hasta su muerte, motivadas por el estado ruinoso del país tras la guerra, y que tenían como objetivo fundamental la recuperación económica del mismo. La mayoría de ellas o fueron un fracaso o quedaron inconclusas, como la creación de un banco, la reforma agraria (que sólo sirvió para fortalecer a la nobleza) o los intentos de crear compañías comerciales de corte mercantilista. Los capítulos finales analizan las relaciones exteriores de los últimos años, y la relación de Federico con la Ilustración, favorable durante los primeros años, pero contrario a la última fase de la misma, que coincide con planteamientos más democráticos a raíz de la guerra de independencia americana.

La autora considera la obra de Federico el Grande como importante para el crecimiento y la consolidación de Prusia como potencia alemana y europea, con él aumento el territorio y la fortaleza del mismo; sin embargo sus reformas no tuvieron el calado suficiente para transformar el país, y crearon las bases para la decadencia posterior, incluido el ejército controlado por la nobleza y con un sistema de reclutamiento alejado de las necesidades reales, que caerá con estrépito durante las guerras napoleónicas.

El libro termina con un análisis de cómo ha sido concebida y utilizada la figura de Federico el Grande en la historiografía alemana hasta el momento de su publicación. Se concluye que tras la unificación y en el periodo del Segundo Reich se le presentó como el iniciador de las revoluciones desde arriba, que continuaron con las reformas prusianas de 1806 y terminaron con la obra de Bismarck, aspecto que se mantiene inalterado durante Weimar. El nazismo utiliza una identificación de Hitler con Federico como dos personajes históricos que servirán al engrandecimiento de Alemania. Finalmente, en la RFA se potencia la figura de un monarca ilustrado y reformista, alejado de una visión militarista. En la historiografía de la RDA, Federico se analiza en la importancia que tiene como creador de Prusia como potencia militar alemana y europea, pero cuyas reforma sólo tenían como objetivo la militarización de la sociedad y la primacía de la nobleza sobre el resto de la población.

Retrato de Federico II, de Anton Graff (1781) [Fuente: Wikipedia]

La autora

Ingrid Mittenzwei nació el 14 de mayo de 1929 en Bochum. En 1945 se afilió al SED y empezó sus estudios universitarios en la Universidad Martin Lutero de Wittenberg. En 1951 estudió en la Universidad de Leningrado, donde se graduó en Historia. En 1957 se convierte en profesora asistente en el Instituto de Ciencias Sociales del Comité Central del SED. En 1963 accedió a la presidencia del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de la RDA, y desde 1971 a 1989 fue presidenta del Grupo de Investigación de Historia de Alemania. Tras la unificación no puede trabajar en el ámbito universitario y lo hará en diversas academias hasta su jubilación. Murió en 2012.

Ingrid Mittenzwei
Friedrich II von Preußen
VEB Deuscher Verlag der Wissenschaften
1979
224 páginas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s