La revolución de 1918-1919. Alemania y el socialismo radical

Se trataba de una época en la que el futuro estaba por conquistar. El porvenir no tenía forma definida, la lucha por construirlo estaba abierta en un contexto en el que el progreso se veía como inevitable, como la ley que definía la historia. En ese caldo de cultivo las ideologías surgidas en torno al movimiento obrero habían dado lugar a grandes asociaciones de trabajadores que conocieron su cenit en a la AIT primero y a la Internacional Socialista más adelante, cuando la escisión entre socialistas y anarquistas se hizo patente.

Sin embargo, esa división en el seno del movimiento obrero no sería la última. El desarrollo de la revolución soviética en Rusia precipitó la creación de la Tercera Internacional, la Internacional Comunista. Esta nueva separación de caminos se venía anunciando desde años antes dentro de las dinámicas internas de los diferentes partidos socialdemócratas europeos, y la revolución de 1918-1919 en Alemania se produce en ese contexto de fractura. Aquello meses convulsos en Berlín y otras ciudades alemanas, en los que la Gran Guerra no terminaba de ver su fin y la república de Weimar no acababa de nacer son los que se narran en el libro que se reseña en esta publicación.

Cartel de la Segunda Internacional con el lema «Proletarios de todos los países, ¡uníos!»

El autor comienza, siguiendo los cánones, ofreciendo una panorámica general, un contexto histórico de los años previos a la revolución en Alemania. Además de una retrospectiva histórica del conjunto del país, analiza cómo había sido la evolución de la socialdemocracia en Alemania, especialmente tras la fundación del Partido Socialdemócrata (SPD). Hace un repaso a las diferentes tendencias en el seno del partido, desde las reformistas a las más revolucionarias, hasta que ambas hicieron de sus diferencias algo demasiado explícito como para evitar una escisión del ala más izquierdista. Este sector, liderado por personajes como Karl Liebknecht o Rosa Luxemburgo, fue el que dio lugar a la fundación del efímero Partido Socialdemócrata Independiente (USPD) y de la Liga Espartaquista, esta última germen del Partido Comunista de Alemania (KPD).

A continuación, de Vicente hace un seguimiento cronológico de los hechos revolucionarios desde noviembre de 1918. Desde Kiel hasta Munich, pasando por Stuttgart o Hamburgo, un repaso no muy exhaustivo de multitud de asambleas fundaciones de consejos, manifestaciones y declaraciones revolucionarias y contrarrevolucionarias avasallan al lector. Culmina la explicación de este apartado con la represión gubernamental en enero de 1919 que acabaría descabezando a los espartaquistas tras el asesinato de Liebcknecht y Luxemburgo y con la supervivencia unos meses más de la revolución en Munich.

Una de las partes más interesantes del libro es la que sigue a los acontecimientos revolucionarios, es decir, la que aborda las repercusiones y las interpretaciones hechas a posteriori sobre la revolución. Se centra el autor en las memorias de personajes destacados que vivieron los acontecimientos de primera mano así como en la influencia del intento revolucionario en la obra de varios artistas pertenecientes a disciplinas diversas, como es el caso del pintor Otto Dix. Por último, se incluye al final del volumen un pequeño apéndice con documentos de algunos de los protagonistas de la revolución (Ebert, Luxemburgo, Liebknecht), así como alguna proclama más o menos extensa de los revolucionarios publicadas en aquellas turbulentas jornadas.

Sobre el autor y el libro

César de Vicente Hernando, al autor del libro, es filólogo de formación. Su producción académica y literaria, muy amplia, no se centra en la historia sino en la investigación literaria, fundamentalmente. Su perspectiva de análisis es la marxista, siendo la base principal de su documentación para escribir el libro la obra del historiador marxista francés Gilbert Badia, germanista y experto en la figura de Rosa Luxemburgo.

La lectura del conjunto de la obra resulta muchas veces entrecortada por la gran cantidad de citas textuales de otros autores que se incluyen, muchas de ellas, además, de extensión bastante larga. Lo cierto es que el discurso propio del autor desaparece en algunos pasajes para simplemente reflejar lo que otros autores dicen sobre el tema, de manera literal. Esto, unido a un análisis nada profundo del tema por parte del autor, hace que la obra no sirva como fuente de conocimiento suficiente para comprender el hecho histórico que analiza. Quizás como lectura introductoria en una primera aproximación a la efervescencia social de Alemania hacia el fin de la Gran Guerra y ante proclamación de la república de Weimar sí tiene algo de sentido.

César de Vicente Hernando
La revolución de 1918-1919. Alemania y el socialismo radical
Catarata
2018
César de Vicente Hernando
La revolución de 1918-1919. Alemania y el socialismo radical
Catarata
2018
158 páginas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s